Primary Menu

Tony Clemente

Weekdays 3:00pm - 7:00pm

Vivir en Florida es literalmente vivir en un paraíso. Todos los años en este estado se reciben a miles de turistas y en ocasiones a algunos de nosotros nos han pedido recomendaciones cómo a qué restaurante ir o qué playas visitar, entre más, pero, ¿Te imaginas ser demandado por una recomendación que hiciste? Esto que te voy a contar te va a hacer pensar dos veces antes de hacer una sugerencia.  En Hawái, un turista le pidió a un empleado de un hotel que le recomendara una playa para ir en familia. El empleado muy amable le recomendó Big Beach y le proporcionó instrucciones de manejo, según documentos judiciales. Y te digo según documentos judiciales por que el turista quedó paralizado después de estar en dicha playa y demandó al hotel por haberle sugerido ir a ese lugar.

Según los documentos judiciales, Big Beach contenía un letrero permanente de “ADVERTENCIA”  y un pictograma de una persona boca abajo después de chocar con una ola. Debajo del pictograma, dice: “Las olas rompen en aguas poco profundas”, “podrían ocurrir lesiones graves, incluso en olas pequeñas” y “EN CASO DE DUDA, NO ENTRES”.

Los documentos judiciales dicen que el turista se metió en el agua para unirse a su familia, que entró antes que él.
“Cuando comenzó a salir,  una ola rompiendo lo golpeó por detrás, haciendo que su cabeza golpeara el fondo arenoso del océano”.
El cuello del turista se hiperextendió, lo que provocó una parálisis permanente, según documentos judiciales.

Pero, un tribunal de Hawái dictaminó que el complejo de Maui no era responsable de las lesiones que sufrió.

NOTA COMPLETA: