Primary Menu

Enrique Alamo

Weekdays 10am - 3pm

Sinceramente yo creo que Disney no debería meterse en política ya que es un parque con la finalidad de divertir a las familias en especial al los niños. Si se hubieran quedado callados con respecto al proyecto de ley “Don’t Say Gay” tal vez el gobernador DeSantis no estaría  intentado revocar una ley que les permite gobernarse ellos mismos. Te explico:

Primero que todo “En 1967, cuando (Walt) Disney estaba comprando terrenos por primera vez y preparándose para instalarse en la ciudad de Orlando, la legislatura y el gobernador le dieron a Disney el poder de autogobierno”, dijo el profesor de ciencias políticas de la Universidad de Florida Central, Aubrey Jewett.

NOTA COMPLETA AQUÍ: