Primary Menu

Enrique Alamo

Weekdays 10am - 3pm

Manteniéndose firme frente a la Administración Biden, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo el lunes que cualquier ciudad y condados en la Florida que exijan la vacuna COVID-19 para empleados del gobierno público recibirán una multa de $5,000 por trabajador.

La firme postura anti-mandato del gobernador es otra oportunidad desafiante contra el presidente Joe Biden, quien la semana pasada anunció que la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA por sus siglas en inglés) está desarrollando una regla que requerirá que todas las empresas con 100 o más empleados se aseguren de que su fuerza laboral esté completamente vacunados, o exigir a los trabajadores que permanecen sin vacunar que produzcan un resultado negativo en la prueba al menos una vez a la semana antes de comenzar a trabajar.

FUENTE